La Mancomunitat d’Aigües Potables de Alcàntera, Càrcer, Cotes y Sellent ahorra 12.000 euros de luz tras taponar 35 fugas de agua

La Mancomunitat d’Aigües Potables de Alcàntera de Xúquer, Càrcer, Cotes y Sellent, gracias a un estudio previo impulsado por Rosami Lorente, alcaldesa de Cotes, ha conseguido ahorrar alrededor de 12.000 euros anuales de luz gracias a un control exhaustivo de las fugas que se producían en la canalización. Una serie de obras acometidas por los técnicos y operarios de Global Omnium/ Aguas de Valencia a lo largo del año 2017, sobre todo entre los cascos urbanos de Càrcer y Alcàntera, permitieron aturar las pérdidas hídricas que se producían a través de alrededor de treinta y cinco fugas. También se produjeron obras de mejora en Cotes y Sellent.

Con todo, se pudo solventar la pérdida de 400.000 litros de agua al año (lo que equivale a casi 200 piscinas olímpicas), con el posterior ahorro de energía por el menor bombeo de los pozos. La mancomunidad pudo reducir la factura de luz en un 40 %. Ahora se ha mejorado el sistema para que se detecte con mayor facilidad la aparición de fugas, tanto con el objetivo de reducir los costes del servicio para los usuarios y usuarias de las cuatro localidad como también, como explica el presidente del ente, Josep Botella (también alcalde de Càrcer), para ahorrar en el consumo de agua y poder así “aportar un granito de arena en la lucha contra el cambio climático”.

La sectorización es la división de la red en diversas áreas o sectores propiamente dichos, cuyo balance hídrico quede perfectamente definido mediante la instalación de una serie de caudalímetros en todos aquellos puntos de entrada y salida a cada distrito (denominado por esta razón distrito hidrométrico). Una vez dividida la red en sectores hidrométricos, resulta más fácil evaluar los caudales circulantes y por ende el nivel de fugas, sobre todo en períodos nocturnos.

Deixa un comentari

%d bloggers like this: