César Parrilla sitúa a Benimuslem en la élite del motociclismo

El mundo del motociclismo cuenta con un gran arraigo en el territorio valenciano y español. También en Benimuslem, donde uno de sus vecinos sigue dando pasos de gigante para convertirse en un auténtico referente. Y muchos creen que antes de lo que se piensa. Pasión, tradición y vocación. Tres palabras con las que se podría definir perfectamente la relación de César Parrilla con el motociclismo, que ha sido una de sus grandes aficiones desde bien pequeño. “Con un mes ya le enseñábamos a dar gas a la moto y no se asustaba para nada. Se le salían los ojos y se partía de risa”, afirma su padre, principal razón de que a César se le despertara el gusanillo del motociclismo desde que apenas podía andar. Con dos años y medio se subió por primera vez a un quad y luego, con tres años, sus padres le compraron la primera minimoto pero, no obstante, estuvo hasta los cinco años sin tocarla. A los seis, llegaría su debut en la Cuna de Campeones, una competición por la que han pasado algunos de los pilotos valencianos con más proyección del momento y que actualmente corren en el Mundial, como Jaume Masià o Jorge Navarro y en la que también se ha forjado César Parrilla, consiguiendo grandes actuaciones y subiendo en varias ocasiones al cajón. Para él, cada carrera es una motivación, un sueño, una ilusión y un método de aprendizaje para seguir creciendo en su carrera y tiene muchas ganas de seguir aprendiendo y formándose como piloto y como persona. En la actualidad, sigue quemando etapas en las diferentes categorías inferiores del motociclismo y los resultados que está obteniendo son esperanzadores y le confirman como una de las promesas más firmes del motociclismo valenciano.

Sus logros han sido una realidad durante su corta carrera y han sido muchas las veces en las que ha subido a lo más alto del podio. Actualmente, su equipo es el Fauss Racing con el que acumula un sinfín de éxitos. Por ejemplo, en 2018 fue el primer clasificado en la categoría de Open-10 en la Federación de Motociclismo de la Comunidad Valenciana y también se adjudicó la prueba en la categoría de MiniGP110 en la Cuna de Campeones. El año pasado se alzó con el título de campeón en la nueva categoría de Moto5 con un total de 296 puntos en la Cuna de Campeones y en este año 2020 marcado por las circunstancias de una pandemia mundial, su categoría es Promo3 y entre sus mejores resultados se pueden observar una victoria y un segundo puesto en el Circuito de Navarra, dos segundos puestos (a muy pocas milésimas de la cabeza) en el Circuito de Cataluña, siendo la primera vez que rodaba sobre el asfalto catalán y, finalmente, tres vueltas rápidas en el Campeonato de España en la ESBK. Hace apenas unos meses, el joven valor de Benimuslem ha sido reconocido como deportista de élite por la Generalitat Valenciana y su progresión y buen hacer en este deporte le convierten en uno de los orgullos de la localidad ribereña, que está viendo crecer con ilusión y expectación a uno de los motociclistas que seguro dará que hablar en los próximos años.

Texto de Jaume Part.

Deixa un comentari

%d bloggers like this: