Carlos Iborra, una fábrica de campeones en Alberic

ALBERIC, 30 de junio de 2022 – Jaume Masià, Arón Canet, Óscar Moscardó, Vicente Bonafe o Mario Mahiques son algunos de los nombres que han pasado por el Centro de Rendimiento Carlos Iborra de Alberic. El motociclismo, el ciclismo o el kárate algunos de los deportes que se han hecho eco del trabajo de Iborra.

El alberiqueny Carlos Iborra, quien da nombre al Centro de Rendimiento homónimo, es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con máster en Alto Rendimiento. Además, con el paso del tiempo Iborra ha continuado su formación especializándose en nutrición deportiva avanzada, entrenamiento personal y entrenamiento funcional. “El intrusismo laboral en el campo de la actividad física, para mí, no existe. Siempre va a notarse la diferencia a la hora trabajar con una persona cualificada”, explica.

Jaume Masià (dcha) y Carlos Iborra (izqda)
Jaume Masià (dcha) y Carlos Iborra (izqda) | Foto: Ajuntament Alberic

Respecto del centro, hace ya casi una década que un gran número de deportistas de élite se dejan ver por el polígono de Alberic yendo a entrenar. “Desde que empecé a estudiar tenía claro que quería formar un centro de alto rendimiento. A mí lo que me motiva es sacar a la gente de su zona de confort deportivamente hablando. Me gusta hacer que den el máximo que puedan dar, no únicamente la actividad física como tal. Siempre me he enfocado en la contextualización de la actividad física en el alto rendimiento. Sin embargo, no veo diferencia entre una persona mayor que viene para recuperarse de una dolencia y un deportista de élite. Cada cual tendrá que trabajar según el principio de individualidad, pero el objetivo principal siempre tiene que ser la búsqueda del máximo rendimiento”, cuenta Iborra.

En una época donde parece que existe una cantidad casi infinita de opciones deportivas, el entrenador destaca la importancia de la experiencia. “La base de nuestro trabajo es la experiencia que podemos acumular a lo largo de los años. Cada deportista es un mundo diferente, física y mentalmente. Considero que la tarea de un entrenador o un preparador físico tiene que estar enfocada a sacar lo máximo de cada persona que quiere entrenar”.

Obligatoriamente, el hecho de trabajar buscando el máximo de cada uno de sus deportistas hace que Carlos Iborra sea sinónimo de sufrimiento. Se podría decir que la fama lo precede. “Quién me busca para entrenar es porque conoce mi forma de trabajar y ya sabe que va a sufrir. El primer paso es conocer a los deportistas. Por suerte, la experiencia de tantos años con deportistas tan distintos me permite entenderlos más rápidamente. Eso hace posible que nos pongamos a trabajar enseguida elaborando un plan individualizado de carga, variabilidad, densidad… todo enfocado a la mejora”.

Y con el esfuerzo y la exigencia, los resultados. De entre los deportistas que han pasado por el Centro de Rendimiento Carlos Iborra encontramos Arón Canet (piloto de Moto2), Jaume Masià (piloto de Moto3), Óscar Moscardó (aspirante en ciclista profesional), Mario Mahiques (Kárate Kyokushinkai), Vicente Bonafe (campeón de España de Ciclocross) o José Chaquet (campeón de España de Hapkido). Actualmente, uno de los objetivos principales de Iborra “es hacer campeón del mundo a Jaume Masià, verlo competir en Moto2 y que llegue a MotoGP. Verlo correr en MotoGp sería uno de mis máximos logros deportivos”.

Deixa un comentari

%d bloggers like this: